top of page

Memorias para la Vida

El Informe Final de la Comisión de la Verdad se presenta como una propuesta de cambio en la forma como nos percibimos los y las colombianos y un instrumento que aporta argumentos para transitar de la violencia a la coexistencia pacífica en democracia despertando una voluntad sincera de cambio para la no repetición


Sin embargo, las tareas de ambientación y difusión del informe final, su narrativa, hallazgos y recomendaciones se vieron muy limitados en tiempo, alcance y lugar, dada la finalización del mandato de la Comisión de la Verdad en agosto de 2022, dos meses después de que los colombianos conocimos el texto final del Informe. La institucionalidad y en particular la sociedad civil, deberán canalizar esfuerzos y recursos para garantizar que Colombia conozca el informe final y su importancia en la transición a la convivencia pacífica. Es fundamental hacer profundas reflexiones para responder a las preguntas del porqué la sociedad, la institucionalidad y nosotros mismos permitimos que se cometieran actos de extrema barbarie, dignificar a los cerca de nueve millones de víctimas y sensibilizar a una Colombia indiferente sobre la inutilidad de la guerra y el conflicto, poniendo en la agenda pública nacional los beneficios de la paz.


La apropiación del informe por la sociedad toda, implica desarrollar y adoptar comportamientos, referentes y preceptos individuales y colectivos acordes con los derechos humanos, el estado social de derecho colombiano y el derecho internacional humanitario, para transitar de relaciones destructivas a relaciones constructivas y generativas en todos los órdenes de la vida social, capaces de abordar y superar los problemas estructurales y coyunturales que le dieron origen y continuidad al conflicto en Colombia.


Tomando como punto de partida la metodología de encuentros ciudadanos para la construcción social de la memoria – MEMORIALAB - impulsado en el país vasco por Gernika Gogoratuz, se diseñó participativamente una metodología que permite abordar en forma diferenciada los hallazgos y la narrativa histórica del informe final para profundizar en la reflexión sobre lo sucedido y las propuestas y recomendaciones de no repetición, con énfasis en el papel de cada colombiano y colombiana desde las ciudadanías diversas, las comunidades y la sociedad civil organizada.


Esta metodología se consolidó en un Taller Experiencial de Memoria y Verdad al que hemos denominado “Memorias para la Vida”. Como punto de partida se toma el principio de educar en el conocimiento, respeto y promoción de la dignidad humana y de los derechos humanos, como base para entender y apropiar el informe de la Comisión y sus recomendaciones de convivencia y no repetición

 

Documentos



Guia de Memorias para la Vida - media
.pdf
Download PDF • 2.74MB

 

GALERIA





 

ALIANZAS









Comments


bottom of page